mardi 6 septembre 2016

Hidroeléctricas: Una amenaza para las comunidades y para el Parque Nacional Madidi en Bolivia

06/09/2016 - https://es.mongabay.com

Torewa en la lengua Tsimane` o Chimane significa lugar de encanto. Esta es una comunidad de 46 familias conformada por grupos indígenas Tsimanes y Mosetenes, asentada en un área de 300 hectáreas dentro de los bosques del Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) y Parque Nacional Madidi, cuya superficie total es de 1 895 750 hectáreas. Torewa es una de las 17 comunidades que podrían ser afectadas por la construcción de las represas proyectadas en el cañón de El Bala y El Beu, sobre el río Beni.
La supervivencia de esta comunidad se basa en el consumo de carne de monte proveniente de la cacería de subsistencia, que es permitida a los pueblos indígenas de Bolivia de acuerdo a sus usos y costumbres. Su alimentación varía entre carne de pava, mono aullador, chancho tropero, peta, taitetú y anta. Pero también consumen pescados del río, como el bagre y el pintado. La comunidad también siembra plátano, yuca y frutas, el plátano que cosechan lo transportan en canoas hasta el Municipio de Rurrenabaque donde venden cada racimo a 25 o 35 bolivianos (entre 4 y 5 dólares americanos), dependiendo del tamaño. Con este dinero compran algo de víveres para la comunidad.
Domingo Ocampo, de 60 años, tiene los cabellos blancos, la mirada penetrante y una voz apacible. Viste una camisa blanca y unas sandalias de suela de neumático. “Gracias por su visita, nos sentimos felices porque vemos que alguien se acuerda de nosotros”, nos dice al recibirnos. Domingo es de origen Mosetén, es uno de los dirigentes de Torewa y con voz entrecortada nos relata el temor que persiste entre los miembros de la comunidad al enterarse de las intenciones que tiene el Gobierno Boliviano de construir ... Ver Más